14
Mar, Jul
Electricente

Fede Morey manifestó su preocupación por el momento que atraviesan quienes se dedican a la competición. / Foto Miguelangel

Karting APPKO
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ya han pasado tres meses sin competencias para el automovilismo argentino. La pandemia del coronavirus golpea a la sociedad mundial, y obviamente, los deportes sienten el castigo. Federico Morey apuntaba esta temporada a alzarse con el cetro mayor en Máster 150.

En nuestra zona, los motores se apagaron el 8 de marzo, con la competencia del karting en el circuito del Auto Moto Náutico Laprida. Esa, había sido la segunda fecha del calendario para APPK, y el año ‘pintaba’ bien para el semillero de talentos. Gran cantidad de pilotos habían dado el presente en las primeras carreras del 2020, con destacados protagonistas en pista.

Uno de ellos, es Federico Morey. El chillarense peleó el campeonato anterior hasta la última competencia (en donde Adrián Torres se coronó), y apuntaba esta temporada a alzarse con el cetro mayor en la divisional. Inició el periplo actual ganando en el circuito ‘La Virgen del Camino’ de Lobería, dejando atrás a otros referentes como Miguel Cangelaro y Jonathan Elbich. La segunda, en ‘El Paraíso’ lapridense, fue un poco más difícil para ‘Fede’.

“Habíamos iniciado bien el campeonato. Arrancar ganando en una categoría tan competitiva es importante. Fuimos a la segunda fecha con mucha fe. Sabíamos que teníamos un karting para estar al menos entre los diez de adelante. Estábamos contentos, porque llegamos a Laprida, teniendo una carrera ganada, con lo que eso significa. La tranquilidad de tener el triunfo que se necesita para pelear por la corona”.

FM1306 2

La posibilidad de repetir en ‘El Paraíso’ estaba entre los planes de Morey, pero desde el principio, las cosas se complicaron. “Tuvimos la mala suerte de romper un motor, y corrimos con una planta impulsora de ‘Bauti’ Masson que por suerte resultó bien. Lamentablemente un toque en la final nos relegó. Lo pasé a Mariano Fornes que venía con una falla, y recibí un toque de atrás. Ahí se complicó todo”.

De todas formas, el piloto de Chillar, pudo arribar séptimo en el segundo espectáculo del año, y lo tranquiliza la nobleza de su máquina: “Sabemos que tenemos un buen kart, por lo menos para andar entre los diez primeros”.

Federico aguarda el reinicio de la actividad. “Tenemos mucha ansiedad, queremos correr ya. Hace mucho tiempo que estamos parados. Acostumbrados a que lo máximo es estar parado dos meses entre que termina un campeonato y arranca el otro, esto que sucede es muy raro para todos. Ojalá podamos reanudar el mismo campeonato. Sería una lástima no poder hacerlo. Se hizo mucho sacrificio, no sólo nosotros, sino todos los pilotos y equipos, que estuvieron en las primeras dos fechas”, indicó en el sitio web Vértigo Motorsport.

Tanto los Morey, una reconocida familia dentro del mundo del karting, como todo los pilotos de APPK, aguardan con ansias, volver a acelerar en un kartódromo. “Sería necesario volver. No sólo por darse el gusto de correr. Sino, que mucha gente que labura y vive del automovilismo, está sufriendo mucho lo que pasa. Ojalá que pase pronto esto, y podamos volver a las pistas”.

e-max.it: your social media marketing partner

                    185

 

banner aoma

                180426 Nativa Banner animado 845x125

smata

gyo 845x125

Bibiloni2019