29
Mar, Sep
Electricente

Lewis Hamilton, pole en el GP de España de Fórmula 1 2020 (Pool / EFE)

Fórmula 1
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El inglés superó en 59 milésimas a Bottas (2º) y en más de 7 décimas a Verstappen (3º) para lograr su pole número 92 en la Fórmula 1.

Lewis1508

Fabio Marchi / Redactor Motor
y Polideportivo Mundo Deportivo

Nada que hacer. A Lewis Hamilton tan solo le falta que le den las llaves del Circuit de Barcelona Catalunya. En Montmeló, el vigente campeón del mundo es el amo y señor del circuito. Ha ganado las últimas tres carreras disputadas aquí, incluso se permitió el lujo de perder la pole del año pasado ante Bottas y arrebatarle la victoria al finlandés en carrera para dejarle claro que el Mundial de 2019 era suyo. Y un año después, el británico no ha querido ni concederle eso al nórdico. Pole incontestable para un Lewis que dominó todas las partes de la clasificación con puño de hierro. Y obviamente, no iba a fallar en el momento clave y decisivo de la Q3. Con un coche muy superior al del resto, solo Bottas le podía poner las cosas difíciles. Pero una semana después de perder el GP 70 aniversario por la degradación de las gomas, aún con mucha rabia por ello, el de Stevenage se tomó su propia revancha para poner las cosas en su sitio.

Lewis superó en 59 milésimas a Valtteti Bottas (2º) y a Max Verstappen (3º) en 0”708. De hecho, el de Stevenage no tuvo ni que apretar al final puesto que logró la pole con su primer giro, ya que Valtteri no pudo mejorar el crono en su último intento ante un Lewis que pudo convertir su última vuelta en una de honor en lugar que de ataque.

La pole de Lewis fue de nuevo cuestión de detalles. Ahí es donde el británico marca la diferencia contra el ‘77’, y esta vez lo hizo afinando mucho mejor en un tercer sector que se convirtió en una pesadilla para Valtteri durante todo el fin de semana. Así, la imagen tras la clasificación era la misma de siempre, un Bottas cabizbajo, consciente de que deberá seguir estudiando para mejorar, hincando los codos mientras al otro lado del box, Lewis levanta los brazos. Pero atención, Valtteri avisó a su compañero de cara al domingo. Espera pasar primero en la curva 1 de Barcelona. Mucho ruido y pocas nueves, sobre todo, por el respeto que siempre se tienen ambos pilotos en los arranques.

Racing Point hace los deberes

Cuarto y quinto fueron los Racing Point de Pérez y Stroll, que esta vez no fallaron y aprovecharon la superioridad de su coche a un giro en la zona media, clasificando por delante de un Alex Albon que dejó a Carlos Sainz muy cerca del objetivo de la sexta plaza.

Sainz, buen séptimo

Carlos Sainz arrancará desde la séptima posición en la parrilla de salida del GP de España de F1 después de una clasificación positiva en la que incluso podía haber logrado un premio mayor. Se quedó a solo 15 milésimas de la sexta posición de Albon, aunque arrancará desde la zona limpia de la parrilla con el objetivo de regalarle a su afición, que esta vez no podrá apoyarle desde la pista, otro arranque de los suyos para hacerlos levantar del sofá de sus casas.

Lewis15081

El madrileño empezó el día con gran motivación, logrando la cuarta plaza en la FP3 con un auténtico vueltón. Posteriormente, eya en clasificación, su equipo fue demasiado conservador en dos ocasiones. Las manos de Carlos, con buenos giros en sus primeros intentos en Q1 y Q2 podían haberle evitado el tener que salir a pista desperdiciando juegos nuevos de neumáticos blandos que le hubieran venido como agua de mayo al español en la Q3. Pero McLaren decidió no jugársela, haciendo entrar al madrileño de nuevo en pista aunque sin mejorar sus cronos.

Así, Carlos llegó a la Q3 con un solo juego de neumático blando nuevo. Falló en su primer intento con goma usada pasándose de frenada en la Curva 5, precisamente en el lugar en el que siempre se ubican los miles de aficionados que año tras año llenan su grada. Carlos tenía margen para ser sexto, como demostró con un 1’16”8 que marcó en Q2. Y en su última oportunidad, jugándosela a una carta con la goma nueva, logró superar a su compañero Lando Norris en 40 milésimas, terminando en la séptima posición con un 1’17”044, consciente de que se le había escapado la sexta plaza pero dando por buena la séptima posición.

Sin embargo, ahora Carlos deberá estudiar muy bien con sus ingenieros qué estrategia realizar de cara a una carrera que se antoja complicada. El madrileño tratará de defender los puntos sabiendo que el ritmo de su coche no es tan bueno como el de sus rivales con el calor que azota Barcelona. Pero por lo menos, Carlos lo afrontará con un coche ya sin problemas de refrigeración y sin déficit de velocidad punta en comparación a Norris al haber cambiado el motor antes de esta jornada de sábado.

Vettel y los Renault, decepción

La gran decepción de la clasificación fueron Vettel, que volvió a quedarse fuera de la Q3 y arrancará desde la 11ª posición, y los Renault, con Ricciardo acabando 13º y Ocon en la 15ª plaza. El alemán de Ferrari volvió a quedarse a un par de décimas de un Leclerc que pudo salvar los muebles de los de Maranello al colarse en Q3, aunque solo pudo ser noveno, postulándose como gran rival en la zona media de Carlos Sainz el domingo con un ritmo que se antoja mejor al español.

e-max.it: your social media marketing partner

                    185

 

banner aoma

gyo 845x125

Bibiloni2019